viernes, 19 de febrero de 2010

Acerca de Coronilla Gro.





Caminos arrebujados, riachuelos serpenteantes, gente que ha huido o evita el caótico ritmo de vida de la ciudad, laberínticos y auto deficientes sistemas de vida destinados a un fracaso controlado, arremolinamientos de enjambres de nubes en un cielo diáfano como azul y puro, soles despreocupados de las horas que pisan, lunas que indican momentos propicios, espectros danzantes de una vegetación exuberante y mística, el hambre del dueño que se delatada en lo huesudo de su perro que lo sigue en una persecución eterna, veneros de cerros que gritan que están vivos...

1 comentario:

Fernando A Sotelo dijo...

La primera imagen tiene el tiempo suficiente para que el bonete que se ve ya no exista y tampoco la pareja de ancianos que antes vivian (Melia y Juan).