sábado, 21 de junio de 2008

Un vistazo a Coronilla

No hay azul comparable,
Con el azul de este cielo,
Ni tampoco es probable,
Tenga este verde por velo.
Pero lo más impactante,
Son sus noches estrelladas,
Noches estrelladas de verano,
Que dan claridad al caminante,
O simple deleite al campirano.
Y que decir de este pueblo,
De vestigios coloniales,
En un principio minero,
Ahora con sus maizales,
Frutos de la semilla,
Que rodeados por pastizales,
Se levantan en Coronilla.
Hay! Y su gente…
Gente olvidada,
Gente sin hora,
Gente minada,
Gente estancada
Gente con vida…
…con vida varada.

1 comentario:

Fernando A Sotelo dijo...

Estas son dos fotos, la primera cerrada y la segunda abierta, que muestran casi nada de Coronilla, pero que tienen en común que me gustaron y tuve que haberlas subido simplemente por esto.
La primera esta tomada desde la torre donde están las campanas del templo y la segunda desde un costado de la casa de Juan Ramírez, antes el encargado del correo, ahora finado al igual que su esposa Amelia.