domingo, 29 de junio de 2008

La Sierra Madre del Sur



La Sierra Madre del Sur está considerada como la más antigua de las zonas montañosas de México y a pesar de estar habitada desde hace muchos siglos, sigue siendo la más desconocida de las grandes cordilleras mexicanas. Las rocas del periodo paleozoico que la conforman, mas la superposición de los elementos merinos y algunos fenómenos de tipo ígneo han creado un complejo panorama geológico, donde predominan las rocas metamórficas y graníticas, separadas por los macizos de una roca caliza donde se abren múltiples grutas aun inexploradas. Técnicamente, la Sierra Madre de Sur es el resultado de un enorme plegamiento asociado a la formación de las islas del Caribe; la parte baja del pliegue comprende las depresiones del balsas y el Tepalcatepec, la Mixteca Poblana y la Cañada de Cuicatlan. La porción elevada se extiende desde el sur de Jalisco hasta el Istmo de Tehuantepec, y recibe diferentes nombres a lo largo de sus 1,200 kilómetros de longitud: Sierra del Alo en Jalisco, Sierra de Coalcomán en Michoacán, Cumbres de la Tentación y Sierra de Coicoyan en Guerrero, y Sierra Zapoteca en Oaxaca, donde se encuentran las máximas alturas, todas las cuales superan los 3,700 metros sobre el nivel del mar. Hay yacimientos metálicos y vetas de piedras semipreciosas que aún permanecen sin explorar, así como las vastas áreas boscosas donde se encuentran cientos de especies de plantas y animales únicos y todavía desconocidos para la ciencia, pues se considera a la Sierra Madre del Sur como uno de los territorios con mas endemismos en nuestro país –con mas especies animales y vegetales propias-, y al mismo tiempo una de las zonas menos exploradas por lo biólogos, geólogos y arqueólogos.

1 comentario:

Fernando A Sotelo dijo...

La fotografía nos muestra una pequeña parte de la sierra de Guerrero, el lugar se le conoce como Sierra de Burgos muy cerca del poblado de Petlacala.